• Los Viñedos

    "Una historia de amistad, y amor al vino..."

    Dolores Hidalgo es zona vitícola desde el siglo XVI, marcada por el carácter insurgente de su gente. Allí, el Cura Hidalgo enseñaba el oficio de vitivinicultor a los pobladores que cristalizaban sus esfuerzos con cada vendimia. Así fue hasta que las tropas enviadas por el Virrey Francisco Javier Venegas destruyeron los viñedos, despertando el espíritu revolucionario del Cura Hidalgo y de los pobladores de Dolores y precipitando el movimiento que concluiría luego con la Independencia y el nacimiento de una nueva tierra.

    Muchos años más tarde, Don Juan Manchón arribó a Dolores Hidalgo, propagó la vid y se hizo amigo de Don Ignacio Vega con quien comenzaron la andadura de sembrar viñedos en el terruño. El hijo de Don Juan se convirtió en enólogo y se hizo la promesa de hacer vino si regresaba al lugar. La primera hectárea fue plantada a mediados de los ’90.

    La variedad seleccionada fue Cabernet Sauvignon, la cual 15 años después se usaría para elaborar uno de los primeros vinos de venta al público.

    La primera vinificación se inició en el 2005, con dichas parras de más de 15 años de antigüedad. Los primeros vinos comerciales fueron elaborados en el 2008 y en el 2010, año en que se creó la etiqueta “Cuna de Tierra Bicentenario” exclusiva para el Palacio de Hierro.

    La calidad fue mejorando gracias a la forma artesanal de cuidar la vid. Basados en estudios y experimentación constante, se fueron definiendo las características diferenciadoras del vino de Guanajuato. Actualmente, se producen seis vinos tintos y uno blanco, lo que conforma un viñedo boutique de más de 30 hectáreas donde se cultivan numerosas variedades viníferas y silvestres para pie de injerto.


    Características

    Ubicación

    Bodegas Vega Manchón elabora vinos de alta gama, producciones limitadas que reflejan la expresión del terruño guanajuatense. Los viñedos y bodegas están ubicados en la ruta de la Independencia, a 30 km de San Miguel de Allende; 5 km de Dolores de Hidalgo y a 60 km de Guanajuato.

    • Situados en el paralelo 20º de latitud norte, fuera de la conocida franja del vino ubicada entre los paralelos 30º y 50º. Sin embargo, la altitud de 1960 metros sobre el nivel del mar, permite que las temperaturas máximas sean las ideales. Durante la época de maduración oscilan entre los 22º y 26ºC. Las uvas maduran sin prisa y sin estrés, desarrollando los componentes de la nobleza que aprecian los conocedores.

    • Suelos mayormente arenosos, permeables, de buen drenaje, con el vigor adecuado para permitir a las raíces de la vid profundizar y abastecerse de agua y nutrientes de calidad. A 60 cm. de profundidad un sustrato de carbonato de calcio impregna el terruño generando matrices minerales y de tierra mojada en los vinos.

    • El mesoclima de la zona es semidesértico, con acumulación de temperaturas eficaces de alrededor de 2000 horas de sol. Ideal para la elaboración de vinos elegantes, brillantes, con graduaciones alcohólicas moderadas, estructura tánica amplia, acidez crispante, cuerpo medio y balanceado.

    • Más de 50 mil vides plantadas en 20 hectáreas constituyen el invaluable tesoro. Las labores de cultivos están diseñadas para lograr viñedos en equilibrio, teniendo la cantidad de hojas adecuadas, bien expuestas para que reciban el sol suficiente y produzcan el fenómeno de la fotosíntesis y la síntesis de los azúcares que posteriormente se convierten en alcohol.

    • Actualmente, el viñedo cuenta con variedades finas tintas y blancas, destacándose:


      • Cabernet Sauvignon

      • Cabernet Franc

      • Merlot

      • Syrah

      • Tempranillo

      • Malbec

      • Nebbiolo

      • Petit Syrah

      • Semillon

      • Sauvignon Blanc